Publicidad

El patio de Maristas de Pamplona desaparece para construir 48 viviendas libres

Los ladrillos y losetas del muro serán reutilizados cuando se rehabilite el antiguo colegio, donde irán 130 pisos de protección, zona comercial y un Civivox

El antiguo colegio de Maristas de Pamplona ha perdido ya el muro de su patio con los primeros trabajos para la construcción de las 48 viviendas libres. No obstante, los ladrillos amarillos y las losetas de piedra arenisca serán recicladas para la futura rehabilitación del edificio diseñado por Víctor Eúsa, destinado a viviendas de protección oficial, zona comercial y un civivox. Se espera que los pisos estén terminados a finales de 2024.

La constructora Obenasa comenzó las obras hace un mes. Junto al derribo del muro, las excavadoras también han levantado el pavimento del patio. In situ se llevan a cabo los trabajos de recuperación de los distintos materiales, con el triturado del hormigón y la recuperación en la medida de lo posible de los ladrillos caravista y de las losetas de piedra de los zócalos y remates del muro. Tal como explica el arquitecto Miguel Ángel Alonso del Val, del estudio AH asociados, los ladrillos que se recuperen enteros serán de gran utilidad cuando comience la reforma del edificio. “Para la construcción de las viviendas y dotaciones se van a abrir huecos en fachadas y otras modificaciones. Es importante tener ladrillos del mismo tono para mantener la estética”, señala Alonso del Val, que es uno de los autores del proyecto.

Los ladrillos y losetas que no se puedan recuperar serán machacados y utilizados para las cubiertas. “Una de las claves del proyecto es que el antiguo y el nuevo edificio van a tener unidad, mediante elementos que se combinan”, señala el arquitecto. Así, los dos nuevos bloques van a tener un frente de piedra de alta calidad que combina con la piedra arenisca de Tafalla utilizada en el edificio original. También la carpintería de aluminio va a ser a juego.

LAS VPO, AL CENSO DE MARZO

Una vez que terminen estos trabajos de demolición comenzarán a hacerse los micropilotajes alrededor del colegio y así poder excavar sin que el edificio construido en la década de 1960 sufra daños. El aparcamiento subterráneo va a tener cinco plantas. Las plazas de la -1 serán para la zona comercial. En las otras cuatro irán aparcamientos y trasteros para las 48 viviendas libres y las 130 VPO. “Afortunadamente, el suelo de Pamplona es apropiado para este tipo de excavaciones”, comenta Miguel Ángel Alonso del Val.

Las 48 viviendas libres están repartidas en dos bloques de 7 alturas (5 plantas más dúplex-áticos), con terrazas hacia la avenida de Galicia (orientación sur). Grupo Arrasate se ha encargado de su promoción y comercialización en régimen de cooperativa. Están todas vendidas salvo dos áticos. Los precios han oscilado entre los 385.000 y los 735.000 euros (sin IVA). Poseen suelo radiante y refrescante, con sistema de aerotermia y sistema de doble flujo con recuperador de calor, que posibilita la renovación del aire interior. Los propietarios pueden personalizar los pisos en cuanto al diseño interior y acabados.

Respecto a las 130 viviendas VPO y VPT, se está ultimando su tramitación, de tal forma que Nasuvinsa pueda incluirla en el proceso de adjudicación de marzo de 2023. Las obras comenzarán también en esas fechas.

Fecha Noticia: 
23/12/2022