Publicidad

Las comunidades de vecinos de la Milagrosa votan no a los derribos

Siete de las once comunidades de vecinos afectadas por los derribos contemplados en el Plan Especial de Ordenación Urbana (PEAU) de la Milagrosa han votado que no a lo demolición. Y las otras cuatro han comunicado que no consideran necesario hacer una asamblea para mostrar su postura porque ya han presentado alegaciones en contra al Ayuntamiento, según explican desde la Asociación de Vecinos, Comerciantes, Profesionales y Entidades del Barrio de la Milagrosa.

El colectivo ha puesto voz a los 96 afectados y ha ejercido de intermediaria entre ellos y los grupos municipales para expresar su oposición a que sus bloques de viviendas desaparecieran porque el PEAU contemplaba en su lugar nuevas zonas amplías de esparcimiento como plazas. Los redactores del plan que inició su andadura en la anterior legislatura incluso apostaban por más derribos, 190, para “aligerar” la excesiva carga urbana del barrio. Ahora, NA+ en la alcaldía se redujo a esos 96. Pero ni aún así. Los vecinos no estaban dispuestos a abandonar sus viviendas aunque, a cambio, recibieran otras a precio de VPO.

En el foro de barrio del 11 de noviembre, el alcalde Enrique Maya dijo que las demoliciones serían voluntarias e instó a los vecinos a que hicieran una votación en sus respectivos portales. Ya un día antes, en la comisión de Urbanismo todos los grupos (NA+, EH Bildu, PSN y Geroa Bai) votaron a favor de paralizar el PEAU hasta hablar con los propietarios y lograr un consenso.

Pues ya lo tienen. ¿Y ahora qué? “Seguirá el PEAU pero con espacios comunes más pequeños donde se contemplaba las demoliciones”, dijo ayer el presidente del área de Urbanismo, el edil Juan José Echeverría. Y es que, si bien NA+ gobierna en minoría, confía en que la oposición respete la voluntad de los afectados cuando el cambio en el PEAU vaya a pleno.

Por su parte, desde la asociación se indicó que tratarán de tramitar lo más rápido posible la inclusión en los PIG (Proyectos de actuación Global), una herramienta que se plantea para el aislamiento de fachadas y la eliminación de barreras arquitectónicas (generalmente se trata de poner ascensores) en edificios en zonas más vulnerables y que cuentan con ayudas europeas, forales y municipales. “Si se ejecutan las obras, será muy difícil que recuperen los derribos en el caso de haber nuevas mayorías en el gobierno municipal”, indican desde el colectivo.

La noticia se conoció este miércoles en la comisión de Urbanismo donde EH Bildu presentó una moción contra lo que considera “una dejación” y moratoria deliberada el retraso en la tramitación de los PEAUs del I y II Ensanche. “En cambio para las torres de los ricos en Salesianos sí se dieron prisa, no así cuando ven que hay VPO”, criticó el edil de EH Bilbu Borja Izaguirre que pidió más agilidad, convocar a los integrantes de la comisión para presentar los proyectos de PEAU y también citar a vecinos y comerciantes del II Ensanche para mostrarles la propuesta urbanística. La iniciativa salió adelante con los votos de PSN y Geroa Bai. Tanto Xabier Sagardoy (PSN) como Javier Leoz (Geroa Bai) criticaron que no se hiciera partícipe a la oposición de los cambios hechos a estos planes, de los que el del I Ensanche pasará a aprobación inicial este mes.

Fecha Noticia: 
27/01/2022