Publicidad

Los socios del Gobierno de Navarra pactan una ley de vivienda para aumentar la oferta de alquiler a precios asequibles

IMPLEMENTA LA CALIFICACIÓN INDEFINIDA DE VIVIENDA PROTEGIDA Y ESTABLECE EL ÍNDICE DE SOSTENIBILIDAD DE LOS ALQUILERES, BASE PARA REGULAR LOS PRECIOS DE LOS ARRENDAMIENTOS

Los tres grupos parlamentarios que conforman el Gobierno de Navarra, PSN, Geroa Bai y Podemos, junto al vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, presentaron ayer en el Parlamento la proposición de modificación de la Ley Foral de Vivienda, una de las principales iniciativas legislativas de la presente legislatura, que incorpora distintos aspectos novedosos con el objetivo principal de incrementar el parque de vivienda protegida y asequible en Navarra, sobre todo en el ámbito del alquiler.

Los tres partidos, socios de Gobierno, serán los encargados de registrar la ley en el Parlamento de Navarra. La norma, que modifica la ley foral de derecho a la vivienda del año 2010, busca "generar vivienda protegida suficiente y asequible para compensar algunas disfunciones que se están agravando en el marcado libre, especialmente en vivienda en régimen de arrendamiento, y poder aumentar la capacidad de la Administración de proteger el derecho subjetivo a la vivienda".

Uno de los puntos principales de la proposición es la calificación indefinida de la vivienda protegida, con el objetivo de "preservar los esfuerzos públicos que se vienen realizando en su promoción", así como para "evitar que la vivienda protegida se pueda convertir en objeto de especulación", en palabras del consejero Aierdi. Es algo que a todas luces estaba sucediendo, teniendo en cuenta que durante las últimas tres décadas, 29.000 viviendas protegidas, más de la mitad del total, han pasado al mercado libre una vez transcurrido el período de calificación.

Por otro lado, en la ley se define la figura del Índice de Sostenibilidad de Alquileres (ISA) y se establece la creación del Registro de Contratos de Arrendamientos de Navarra, que se incluirá dentro del Registro General de Viviendas de Navarra, con la finalidad de "disponer de un diagnóstico real sobre los precios de arrendamiento y de instrumentos útiles para poder definir zonas especialmente tensionadas en el mercado del alquiler y adoptar posibles medidas para su regulación", según recoge la propia ley.

Dichas medidas, que todavía no han sido concretadas, podrán pasar tanto por aplicar bonificaciones fiscales a aquellos arrendadores que se ajusten al ISA como por penalizar a aquellos que lo sobrepasen.

Además, la proposición reduce de dos a un año el periodo de desocupación entre las condiciones para que las viviendas deshabitadas puedan incorporarse al registro de vivienda desocupada.

El vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, ha destacado en una rueda de prensa, junto con representantes de PSN, Geroa Bai y Podemos, que ésta ley es "una de las principales iniciativas legislativas de esta legislatura". "La proposición articula una ley foral de vivienda de calado, avanzada, de marcado perfil progresista, en una materia tan sensible como el derecho a la vivienda de toda la ciudadanía", ha asegurado.

Aierdi ha afirmado que la ley es "el resultado de un intenso proceso de reflexión, de debate, de consenso, de trabajo colaborativo entre los tres grupos que forman el Gobierno y con agentes sociales y sectoriales, lo que nos permite dar una respuesta y alcanzar un consenso más amplio independientemente de los matices que cada grupo tiene".

El vicepresidente ha explicado que también se han mantenido contactos con EH Bildu e Izquierda-Ezkerra "para que sean conocedores del contenido efectivo de las medidas, para que se posibilite en el debate parlamentario un trámite rápido y ágil y puedan estar aprobadas en el menor tiempo posible".

Así, José María ha esperado que la proposición de ley cuente con "el respaldo mayoritario de la Cámara foral y nos permita en un tiempo razonable tener las herramientas necesarias para dar respuesta a las necesidades que tenemos en materia de vivienda".

Por su parte, la parlamentaria del PSN Arantza Biurrun ha afirmado que "la vivienda no puede ser un articulo de lujo y esta ley es una oportunidad para trabajar problemas endémicos del mercado inmobiliario, que ha dejado fuera de vivienda asequible" por ejemplo a "jóvenes que no pueden independizarse, a familias que quieren vivir en sus pueblos y no pueden acceder a vivienda protegida, o a familias que tienen que compartir vivienda con otras familias porque no pueden acceder a una vivienda".

La parlamentaria de Geroa Bai Ana Ansa ha afirmado que "esta ley supone la concreción de unas líneas ya marcadas en la anterior legislatura y supone varios pasos para enmarcar la vivienda como derecho y no como negocio". "Busca dotar al Gobierno de instrumentos suficientes para que la política de vivienda pueda convertirse y se convierta en una herramienta al servicio de la igualdad", ha destacado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha asegurado que "esta ley prepara las herramientas para poder adoptar la filosofía que plantea la ley estatal sobre cómo practicar la contención de alquileres y estamos esperando a que se defina en esta ley qué se considera una zona tensionada". "Avanzamos bastante para llegar a la penalizaicón de alquileres abusivos", ha explicado Buil.

EVITAR LA COLISIÓN CON LA LEY ESTATAL

La aprobación de una ley estatal sobre vivienda, en la que está trabajando el Gobierno de España, ha sido una de las cuestiones que han abordado también los participantes en la rueda de prensa, que han expresado su deseo de evitar "colisiones" entre ambos textos legales.

José María Aierdi ha explicado que Navarra "viene legislando en materia de vivienda históricamente" y ha señalado que es "una competencia exclusiva de Navarra y Navarra la ha ejercido". "La ley estatal será la primera que se aprueba desde la Constitución y Navarra ya tiene un cuerpo normativo muy importante en esta materia. Tenía capacidad de hacerlo y la ha ejercido", ha subrayado.

El vicepresidente ha explicado que ha mantenido contactos con el Ministerio y de hecho la semana pasada mantuvieron un encuentro telemático en el que se emplazaron a reunirse. "Entendemos que hay elementos de colisión en algunas cuestiones, pero la música que plantea la ley estatal en cuanto al desarrollo de la determinación de las zonas tensionadas desde el punto de vista del alquiler o la limitación del precios de alquiler son medidas que las formaciones políticas que integran este Gobierno entienden que tienen que llevarse adelante. Hay disposición por las dos partes para que esas colisiones que pueda haber se resuelvan", ha indicado.

En la misma línea, Arantza Biurrun ha señalado que "es la primera vez que puede existir una ley estatal en materia de vivienda, la ley estatal es un marco mínimo y el Tribunal Constitucional pedía en muchas ocasiones al Estado que regulase en esa materia para evitar disfuncionalidades". "Hemos hablado con el Ministerio y hay disposición total para evitar la colisión de competencias que pudiera haber", ha asegurado.

Por su parte, Ana Ansa ha deseado que "el Estado no interfiera en materias que son competencia de Navarra" y ha considerado que "hay voluntad" para que esa interferencia no se produzca y "no habrá problemas".

Mikel Buil ha explicado que el proceso de elaboración de la ley navarra "ha estado hecho con un ojo puesto en la negociación en el Estado para ver si los avances de la ley estatal podían traducirse en la normativa foral, pero la ley estatal de vivienda está paralizada por el Consejo General de Poder Judicial".

Fecha Noticia: 
17/01/2022