Nasuvinsa pagará un 10% más de renta a los propietarios que cedan su piso a la bolsa

Es una de las mejoras anunciadas hoy para incentivar la cesión de inmuebles. También se ofrecerá a los propietarios delegar en la sociedad pública la realización de las obras de mejora que pueda precisar la vivienda, así como los trámites administrativos

Los propietarios que cedan su vivienda a la bolsa de alquiler de Nasuvinsa verán mejorada en 2022 hasta en un 10% la renta que perciben por el alquiler de su inmueble. Si hasta ahora recibían 5€ por m2 útil, ahora serán 5,5€ lo que traducido a una vivienda de 90m2 supone 45€ más de renta al mes. Es una de las mejoras que la sociedad pública ha anunciado este martes y con la que busca seguir incrementando la cifra de viviendas adscritas a esa bolsa. Además de la subida del precio, a partir de ahora se ofrecerá a los propietarios delegar en Nasuvinsa la realización de las obras de mejora que pueda precisar la vivienda, así como los trámites administrativos. Mejoras que como han explicado esta mañana en rueda de prensa el vicepresidente y consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, José María Aierdi, y el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, contribuyen a mejorar la competitividad del programa frente al mercado privado. Según remarcó Aierdi, aunque en Pamplona y comarca los arrendadores privados pueden llegar a percibir entre 9 y 11 euros m2 por su inmueble, si a los 5,5€ que paga Nasuvinsa se suman las ventajas fiscales, con una bonificación del 40% sobre los rendimientos obtenidos por el arrendamiento, que suponen “unos 2€ más por m2”, además de las ayudas por garajes, trasteros, mantenimiento y limpieza “el precio que se obtiene es muy similar”.

Entre las ventajas que ofrece la Bolsa de Alquiler se encuentra la sufragación de los gastos de comunidad por Nasuvinsa (hasta 50 euros al mes), la financiación sin intereses de las obras para adecuar la vivienda al alquiler (hasta 12.000 euros) o la expedición del certificado de eficiencia energética por cuenta de la citada sociedad pública, sin coste para el propietario.

Así mismo, desde 2018 está en vigor una subvención a fondo perdido para los propietarios, por una cantidad de hasta 1.500 € (con el incremento anunciado hoy esa cifra se eleva hasta las 1.700€) equivalente a tres mensualidades de renta. La cesión de vivienda tiene también reconocidas importantes ventajas fiscales, con una bonificación del 40% sobre los rendimientos obtenidos por el arrendamiento.

Al término del contrato de cesión, los propietarios pueden optar por mantener su vivienda en la bolsa de alquiler o, por el contrario, recuperar la misma. En este último caso, tal como se recoge en el propio convenio de cesión, Nasuvinsa devuelve la vivienda a su propietario en buen estado de conservación y libre de inquilinos, si bien con el desgaste lógico de los elementos residenciales por el uso en el tiempo de los mismos.

Para ello, el área de Mantenimiento de la sociedad pública realiza en todas las viviendas diversos trabajos que incluyen el pintado de las paredes y techos con material plástico, el pintado puntual de reparaciones y saneados, y una limpieza general de la vivienda que se encarga a una empresa especializada. El coste económico de estos trabajos para la devolución de la vivienda a su propietario en buen estado asciende a una media de 2.800 euros por vivienda.

Nasuvinsa vuelve así a intensificar su línea de ayudas con el objetivo de seguir incrementando la cifra de viviendas adscritas a la bolsa de alquiler. Un programa que aunque tuvo su germen en el año ha sido en los últimos años cuando ha registrado un crecimiento exponencial. Desde 2015, la cifra de inmuebles que se han ido incorporando a esa bolsa se ha incrementado en un 75% pasando de 475 inmuebles a 831 gracias en buena medida a los incentivos que se han ido incorporando para los propietarios que ceden esos inmuebles. La garantía de cobro y la devolución de la vivienda en buen estado son dos de los aspectos más valorados. A esas 831 viviendas la sociedad prevé incorporar próximamente otras 11 ofrecidas por el Banco de Santander en diversas localidades de Navarra y que se sumarán a los pisos incorporados recientemente del Arzobispado de Pamplona y Tudela. Por comarcas, Pamplona y zona metropolitana cuenta con 656 viviendas (78,95%), seguida de Tudela y la Ribera con 95 (11,42%), Estella y Ribera Alta con 32 (3,85%), Pirineo con 29 (3,49%), zona norte (Alsasua, Santesteban, Elizondo e Irurtzun) con 11 (1,33%) y zona media con 8 viviendas (0,96%).

Destaca la evolución positiva en la comarca de Tudela y la Ribera, al pasar de las 11 viviendas de 2017 a las 95 actuales, es decir, casi nueve veces más.

¿QUÉ NUEVOS INCENTIVOS INCORPORA EL PROGRAMA? 

1. Financiación y gestión de las obras de mejora

La sociedad pública se encargará de realizar las obras de mejora que, en su caso, precisen las viviendas para garantizar las condiciones óptimas de habitabilidad exigidas por la normativa foral. Se trata de un proceso del que hasta ahora se encargaba la parte propietaria y que ahora asumirá Nasuvinsa, pues gestionará los gremios y el coste íntegro de esta intervención. Aunque el coste total seguirá corriendo por cuenta del propietario este se podrá abonar en módicas condiciones ya que, optativamente, podrá realizar el pago con cargo a las mensualidades de su renta. Para dar las máximas facilidades al propietario, la sociedad pública se hará cargo también de todas las gestiones administrativas para la obtención de la documentación previa al convenio, salvo lógicamente aquellas gestiones que son de responsabilidad exclusiva de la persona propietaria. Nasuvinsa tramitará, por ejemplo, la obtención de los certificados de fontanería y de instalación de gas, y el boletín eléctrico, si bien las tasas serán por cuenta del titular de la vivienda. Además, seguirá gestionando como hasta ahora, de forma gratuita, el certificado de eficiencia energética de la vivienda y la autorización de desocupación de la vivienda protegida del departamento de Vivienda del Gobierno de Navarra.

2. Subida del precio de arrendamiento

Los precios de arrendamiento permanecían bloqueados desde 2013 y en 2022 experimentarán un incremento del 10% en el caso de los inmuebles pasando de 5€ a los 5,5€ por m2 útil. También se actualiza el precio de los garajes (un 30%) y el de los trasteros y otros espacios anejos (un 8,5%).

Fecha Noticia: 
14/12/2021