Licencia para 34 VPO, 48 viviendas libres y un cubo comercial en la Bosch de Buztintxuri

Se ejecutarán inicialmente 2.000 de los 4.300 m2 de uso comercial de la parcela

El solar de la antigua fábrica de Bosch de Buztintxuri se prepara para la que será una de las grandes transformaciones de parcelas del barrio pamplonés desde que en el año 2000 se aceleró su expansión urbana. La firma Geslur XXI ya tiene la licencia de obra para iniciar unos trabajos que traerán 34 viviendas de Protección Oficial (VPO), otras 48 viviendas libres y un cubo comercial de casi 2.000 metros cuadrados en planta baja y con un sótano de 1.868, aunque la licencia permite en un futuro levantar una primera altura para llegar a los casi 4.000 metros cuadrados.

El Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) de la zona, aprobado en la anterior legislatura, contemplaba las dos parcelas existentes en el solar de 26.734 metros cuadrados como de uso comercial. Pero en enero de 2020, la zona trasera, la que linda con las viviendas de Artica, pasó a ser residencial, tras una revisión a la que dio el visto bueno el consejo de Gerencia de Urbanismo.

Geslur XXI, cuya sede central está en Galdácano (Vizcaya), invertirá 7,9 millones de euros para transformar los 23.273 metros cuadrados de su propiedad, ya que el resto -2.590 metros cuadrados-pertenece al Ayuntamiento. Al tratarse de suelo urbano no consolidado, por ley, la firma está obligada a ceder gratuitamente al Ayuntamiento todo el suelo necesario para los viales, espacios libres, zonas verdes y dotaciones públicas.

 

VIAL DE UNIÓN

Y esto se ha concretado con una amplia plaza de césped entre los bloques de viviendas de 4.982 metros cuadrados que se fusiona a otros espacios abiertos de Artica. La parcela para dotación pública alcanza los 700 metros cuadrados. Un conjunto de construcciones y viales que ocupará la parte posterior del solar, que flanquean las calles Madres de la Plaza de Mayo y Santos Ochandategui. Ambas quedarán comunicadas por un nuevo vial que, entre la zona residencial y la comercial, discurrirá en paralelo a la trasera de las viviendas.

Esta última, la parte comercial que queda a pie de la avenida de Guipúzcoa se proyecta con un sótano para aparcamiento de 1.800 metros cuadrados que dispondrá de 69 plazas, a las que se añadirán las 77 previstas en superficie. El inmueble tendrá una altura media de 6,5 metros. Para este proyecto, Geslur invertirá 1,4 millones de euros.

Mucho más, 7,9 millones, es la partida prevista para poner en pie los dos bloques de viviendas que conforman un ángulo recto. Las 48 pisos libres se repartirán en tres portales de planta baja más cuatro y ático. El sótano se dotará con 60 plazas de aparcamientos, 48 vinculadas a las viviendas. También en el sótano se harán los trasteros, en igual número al de pisos. De estas 48, 11 serán de 3 dormitorios, 20 de dos y 17 de 1. Los metros cuadrados irán desde los 93,06 del mayor hasta los 40,9 del más pequeño.

En cuanto a los 34 de protección oficial, en un bloque a dos manos con uno de planta baja más cuatro más ático y otro que llega a cinco más ático, las plazas de aparcamiento previstas en el sótano serán 43 y, como en la promoción de vivienda libre, se vinculará una por cada piso y también aquí se aprovechará el subsuelo para hacer un trastero para cada hogar.

La distribución interior igualmente es variada, con 14 viviendas de 2 dormitorios, 18 de 3, 1 de 1 dormitorio y 1 de 4. Y aquí la superficie útil por vivienda oscila entre los 102 metros cuadrados y los 41,21.

Una característica común tanto para los de protección como para los de libre mercado es que los bajos tendrán jardín y que en la superficie se contemplan 118 plazas de aparcamiento. El plazo de ejecución se ha previsto en seis meses. El convenio que regula el expediente indica que los trabajos contarán en todo el proceso con la supervisión de técnicos de la Gerencia de Urbanismo.

UN SOLAR QUE SE POSTULÓ COMO SEDE DE IKEA Y DE BIBLIOTECA

Fue en 2018 cuando UPN puso en primera línea de la atención pública el solar de la antigua Bosch, cuya demolición apenas ocupó unas líneas escondido en la vorágine de otros derribos en el barrio para continuar con su desarrollo urbanístico. En este año, el portavoz del entonces grupo de la oposición, Enrique Maya, dijo que podía ser uno de los emplazamientos para la macrotienda que IKEA anunció construiría en el solar de la antigua Super Ser, en Cordovilla. Fue así como se conoció que los terrenos ya habían pasado de Bosch a manos privadas porque lo desveló el propio Enrique Maya. En concreto, en noviembre de ese 2018, el concejal regionalista dijo que los titulares del solar podrían estar dispuestos a negociar porque se habían entablado conversaciones con el Ayuntamiento para hacer allí un aparcamiento disuasorio. Para Maya, el motivo por el que emplazaba al entonces equipo de gobierno formado por EH Bildu y Geroa Bai (en julio se había roto el acuerdo con Aranzadi e I-E) era que ya por la licencia de obras de Ikea las arcas municipales se iban a embolsar 1,3 millones de euros. Una cantidad a la que, cada año, se sumarían 45.000 euros por licencia de actividad. Pero el bipartito no quiso enfrentarse al Ejecutivo foral, con Geroa Bai al frente, partidario de los terrenos de Cordovilla. Al final, la multinacional sueca renunció al proyecto en julio del año siguiente.

Petición vecinal

Un foro de barrio, el celebrado en 18 de febrero de 2020, con la presencia del ya alcalde Enrique Maya y la concejal a cargo de Buztintxuri, María Echavárri, volvió a sacar a la palestra el solar de Bosch. En este caso porque los vecinos reclamaron una biblioteca pública o un espacio para realizar actividades especialmente enfocado a los adolescentes. Según indicaron los que acudieron a este encuentro, a partir de los 12 años, no había un lugar para cobijar su ocio. “Los chavales lo único que hacen es pasear frente a la casa de apuestas, porque está en la plaza principal”, se oyó entre el público. Y el alcalde se comprometió a hacer un estudio de todos los solares dotacionales del barrio y los posibles servicios que podrían allí ubicarse.

Y se habló de dos, del de Bosch y del que ocupaba la parroquia y que después, con módulos prefabricados, se destinó para el Centro Comunitarios de Iniciativas Sociales (Cecis). El primer edil desveló entonces que en Bosch se estaba promoviendo la modificación de cara a cambiar un uso comercial por otro en el que las viviendas ocuparan más del 50%. En aquellas fechas se apuntó a que 34 serían libres y 79 de VPO y de VPT (precio tasado). Lo que no ha variado es que ya indicó que los bloques de pisos se construirían en la parcela más cercana a Artica y la superficie comercial pegada a la avenida Guipúzcoa. Y Maya recordó esos 7.000 metros cuadrados de titularidad municipal para uso dotacional público

Pero tanto el alcalde como María Echávarri eran más partidarios de un espacio tipo Civivox porque podría albergar otras prestaciones además de una biblioteca; pero no en el solar de Bosch porque -indicaron ambos- los 7.000 metros cuadrados se quedaban escasos para un inmueble de esas características.

Y actualmente, no hay planes, ni presupuesto para esos terrenos dotacionales. De hecho, en los presupuestos pactados entre Navarra Suma y PSN la partida que se consignó para el barrio fue la de 150.000 euros para iniciar la construcción del polideportivo junto a la escuela infantil.

Fecha Noticia: 
20/07/2021