El Gobierno de Navarra quiere aplicar la solución de Testa a otros casos de alquiler social

4.000 PISOS EN MANOS DE PROMOTORES PRIVADOS - AIERDI NEGOCIA CON OTRA FIRMA RENOVAR 400 PISOS COMO VPO

PAMPLONA – El vicepresidente del Gobierno y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, reiteró ayer que la solución acordada con Testa Residencial "no es solo para esa empresa", sino para todos los casos que estén en la misma circunstancia. El departamento de Vivienda y el Grupo Testa llegaron el pasado martes a un acuerdo para el alquiler de 392 viviendas en Pamplona a sus actuales inquilinos después de haber vencido el plazo de calificación y pasado a ser viviendas libres.

"Cualquier empresa que gestione viviendas de esas características puede acogerse" a esa solución si se aprueba en el pleno la enmienda in voce, que se ha enviado a todos los grupos parlamentarios, con los que han hablado y con los que en principio hay un "consenso total de apoyo", sostuvo. Por lo tanto "no es una solución para Testa, sino para todas las familias en esa circunstancia", aseveró. El acuerdo formalizado con Testa para esas familias que tienen derecho de subvención plantea un nuevo periodo de hasta siete años en los que el Gobierno de Navarra se compromete a mantener la línea de ayudas que tenía hasta el momento y por lo tanto el impacto del incremento será "más reducido", apuntó. Una vez fijada una cuantía máxima de 650 euros para los pisos de tres dormitorios, se está discutiendo el precio de las viviendas de uno y dos dormitorios que "no puede ser 650 euros". También, comentó, que se están analizando las posibilidades de recolocación en pisos de una habitación de personas que viven solas en viviendas de tres dormitorios, por lo que el precio sería a la baja.

Además, dijo que están en contacto con otros promotores con los que también vencen contratos, en algunos casos facilitando la transmisión de esa propiedad a agentes que tienen voluntad de continuidad en el alquiler. Al respecto indicó que están tratando para que un bloque de más de 400 viviendas se mantengan en el régimen que tiene en este momento y confían en llegar a un acuerdo "en breve". Asimismo, comentó que hay otros promotores que están ofreciendo una renovación anual en la vivienda que tienen o la recolocación con nuevo contrato de siete años en promociones de otras zonas de Navarra, en un intento "claro de no buscar una solución traumática, que no se pierda el derecho habitacional que tienen en este momento".

PROMOCIONES PRIVADAS Los promotores privados gestionan entorno a 4.000 viviendas en régimen de protección oficial en Navarra y que se suman a las alrededor de 1.000 que están en manos de Nasuvinsa. Precisamente Aierdi indicó ayer que la decisión de calificar como protegidas las viviendas de alquiler de promociones como las de Testa durante veinte años para después pasar a ser libres fue "política" en su momento, "atendiendo a un plazo que probablemente cuando se hizo se entendió que era muy largo y daba margen de maniobra".

Una política que relegó la promoción de la vivienda de alquiler a manos de promotoras privadas. De hecho, los convenios firmados años atrás con empresas posibilitaron que anteriores Gobiernos de UPN subvencionaran su construcción con la condición de promover vivienda de alquiler protegido durante un periodo de entre 15 y 20 años. A partir de ese plazo perdían su condición de VPO por lo que el promotor, tal y como ha ocurrido, tenía la opción de subir los alquileres o vender las viviendas en el mercado libre. El suelo era de ellos. Se estima que son del orden de 900 las que han perdido o pierden este año su calificación, muchas de ellas pasaron a manos de bancos y de ahí a fondos de inversión como Testa. Un negocio redondo teniendo en cuenta que, además de cobrar como mínimo el precio que marcaba el Gobierno por el módulo (entorno a 5,61 euros/m2) y rentabilizar la inversión, las empresas podían especular después en el mercado libre.

Aierdi señaló que desde el Ejecutivo hacen "otro planteamiento" que pasa por "reforzar el parque propio con promoción propia y se gestione desde la sociedad pública", así como "convenios con particulares en parcelas que vamos a poner a su disposición mediante concurso para que se pueda presentar cualquier promotor". "En ningún momento van a dejar de ser propiedad del Gobierno", expuso, para indicar que esperan tener mil viviendas más del parque propio a final de esta legislatura. Ello sin contar con la bolsa de alquiler que incorpora entorno a 100 viviendas por año. Para abril también se quiere contar con un censo de grandes tenedores de vivienda, y hacia marzo se presentará a su vez ante el Parlamento de Navarra otras modificaciones normativas.

Fecha Noticia: 
20/02/2020