Publicidad

LA CONSTRUCCI퀜N DE CASAS NUEVAS EN TUDELA SE DESPLOMA Y CAE UN 75,5 POR CIENTO

Los datos comparan el primer semestre de 2007 con el mismo periodo del presente año

En los seis meses de este año se ha pedido licencia para levantar sólo 113 viviendas, frente a las 460 del año pasado

El alcalde reconoce que la situación es "complicada" y que supondrá un incremento de paro "importante"

Tudela está sufriendo de forma directa e importante la crisis del
sector de la construcción. Los datos del primer semestre de este año
así­ lo reflejan, arrojando un desplome del 75,5% en la solicitud de
licencias de obras para nuevas casas respecto al mismo periodo de 2007.
De hecho, entre enero y junio de 2007 se pidieron autorizaciones para
empezar a levantar 460 viviendas, una cifra muy superior a la de los
primeros seis meses del presente año, cuando sólo se han pedido 113
licencias.

Este último dato demuestra el continuado descenso en este sector,
que ya quedó patente a lo largo del segundo semestre de 2007. Entonces
hubo 120 solicitudes de licencias, una cifra similar a las 113 de los
primeros 6 meses de 2008.

Sólo febrero del presente año se salva con autorizaciones para 73
viviendas. Sin embargo, en los dos últimos meses -mayo y junio- el
estancamiento es todaví­a más patente, con peticiones para levantar sólo
13 casas nuevas, 10 colectivas y 3 unifamiliares. En marzo sólo se
cursó una licencia y en junio, dos.

El récord, 771 casas en 2007

Con esta trayectoria, es prácticamente impensable que se puedan
alcanzar las cifras de 2007, cuando se inició la construcción de 576
casas, en lo que fue el tercer mejor dato desde el año 2000. El récord
se alcanzó en 2005, con 771 viviendas, pero sobre todo gracias al
fuerte impulso de viviendas protegidas (435 ese año).

Precisamente, otro dato reseñable es que en 2008 no se ha pedido
ninguna licencia para construir casas de protección oficial. Eso sí­,
desde el año 2000, 1.048 de las 3.913 viviendas han sido VPO.

Fuentes del sector en Tudela confirmaron que las empresas están a la
expectativa de cómo evoluciona la situación y que la mayor parte optan
por promociones de pocas viviendas para reducir el riesgo. De hecho, la
más numerosa durante los primeros seis meses del año no supera los 20
pisos.

La mayor incógnita es ahora cómo se desarrollarán varias
urbanizaciones previstas o ya en marcha. Es el caso del sector Queiles,
preparado para 1.000 viviendas, pero donde se han empezado a levantar
menos de 300. Además, está la Ecocity, con entre 700 y 900 casas, un
proyecto pendiente del visto bueno del Gobierno foral; y Gardachales,
un barrio diseñado por Rafael Moneo para más de 2.000 viviendas y que
sigue su tramitación administrativa.

 

Fecha Noticia: 
12/07/2008