Publicidad

Irache dice que las renuncias a VPO se han duplicado en un año por la crisis

Los consumidores piden al gobierno mejoras en la cuenta vivienda y que tenga en cuenta este contexto

Pamplona. La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha solicitado al departamento de Vivienda que los adjudicatarios de vivienda protegida que no hayan podido comprar sus viviendas por no obtener un préstamo hipotecario no se vean perjudicados en futuras adjudicaciones. En concreto, han pedido que aquellos que cancelaron sus cuentas vivienda no pierdan los puntos que otorga el baremo de acceso por antigí¼edad de la cuenta. Igualmente se ha demandado al Gobierno de Navarra que aquellos adjudicatarios que utilizaron sus cuentas vivienda y finalmente no lograron adquirirlas no tengan que devolver las deducciones fiscales (15%) de las que se habí­an beneficiado. Según afirman, "el número de renuncias a viviendas protegidas se ha duplicado durante el último año".

"Son numerosas las personas que han acudido a esta asociación preocupadas por haber perdido los beneficios de su cuenta vivienda sin poder efectuar finalmente la compra de la vivienda protegida que les habí­an adjudicado", detallan. Estos afectados fueron adjudicatarios en promociones de vivienda protegida en Navarra. Para pagar la entrada y las primeras mensualidades del contrato de compra-venta, antes de la firma de escrituras del inmueble, utilizaron el capital depositado en la cuenta vivienda, "en ocasiones a instancias de su propio banco", dicen.

Sin embargo, posteriormente ninguna entidad les concedió el préstamo hipotecario para hacer frente al resto del importe de la vivienda y tuvieron que renunciar a la adjudicación. Ahora se encuentran con que, con la cuenta vivienda anulada, tienen que devolver el dinero correspondiente a los beneficios fiscales que les habí­a producido la cuenta. Además, si estas personas quieren presentarse a nuevas promociones de vivienda protegida, no podrán contar con la puntuación que otorgaba la antigí¼edad de una cuenta vivienda: 1,5 puntos por cada año de antigí¼edad desde la finalización del plazo de solicitudes.

Ante esta situación, Irache solicita al departamento de Vivienda que lleve a cabo las actuaciones oportunas para permitir que estas personas no se vean perjudicadas en futuros procesos de adjudicación de vivienda protegida, y pide de la Administración que los adjudicatarios que se han visto inmersos en esta situación no tengan devolver las bonificaciones fiscales que obtuvieron. Para ello, "entendemos que el ciudadano deberí­a acreditar que habí­a utilizado el dinero para comenzar a pagar una vivienda protegida que finalmente no ha podido adquirir", concluyen. >d.n.

Fecha Noticia: 
20/12/2008