Publicidad

EL GOBIERNO DECLARA EL íREA DE VIVIENDA DE CORDOVILLA-PAMPLONA COMO PSIS

En total se construirán unas 4.300 viviendas de las que serán protegidas entre el 80 y el 100%

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su
sesión de hoy declarar como Proyecto Sectorial de Incidencia
Supramunicipal el proyecto residencial previsto en el área de
Cordovilla-Pamplona, en total unas 4.300 viviendas de las que serán
protegidas entre el 80 y el 100%.

El presidente Miguel Sanz ha comentado en conferencia de prensa que
esta medida incide sobre el sector de la construcción, uno de los más
afectados por la crisis inmobiliaria, y además busca dar cumplimiento
al compromiso del Gobierno de construir hasta 2012 un total de 15.000
viviendas protegidas, 3.000 de ellas para alquiler.

Esta declaración, que ha sido informada favorablemente por la
Comisión de Ordenación del Territorio, supone someter ahora el proyecto
durante un mes a información publica y audiencia a los ayuntamientos
afectados.

Pendiente de fijar el porcentaje definitivo de vivienda protegida,
las determinaciones establecidas indican que el promotor garantizará
las soluciones propuestas para la reposición de lí­neas eléctricas;
costeará y, en su caso, ejecutará las infraestructuras de conexión con
los sistemas generales exteriores y si fuera preciso también las obras
de ampliación o refuerzo; y adoptará las medidas para garantizar la
obtención de los terrenos que se precisen para estas infraestructuras.

El ámbito de la actuación afecta a más de un millón de metros
cuadrados, casi el 90% de ellos en el término de Galar y el resto en
Pamplona, que ofrecen dos zonas diferenciadas: la más cercana a la
Avenida de Zaragoza y la meseta de Donapea.

Este último lugar se plantea como un territorio de usos mixtos,
residencial y económico o tecnológico, con una trama de manzanas
abiertas con calles de gran capacidad, zonas peatonales interiores,
paseos de borde y ví­as mixtas, y con un espacio central dotacional
alrededor de un parque para albergar los equipamientos educativos,
sanitarios y culturales.

El área cercana a la Avenida de Zaragoza tendrá un predominio de los
usos económicos y terciarios sobre los residenciales que ayudarán a
coser el final del término de Pamplona e iniciarán el rediseño del área
industrial de Galar.

El proyecto incluye además un corredor verde a lo largo del rí­o
Sadar que contará con viales ciclistas y peatonales y que dejará el
territorio preparado para conectar en un futuro con La Morea y la zona
aeroportuaria.

Con el mismo propósito de paliar la crisis y atender la demanda de
vivienda, el presidente Sanz ha indicado que se ha dado el visto bueno
a la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Pamplona con vigencia
hasta 2011 para la construcción de otras mil viviendas protegidas.

Este acuerdo, al que el Ejecutivo destinará 26 millones de euros,
prevé construir 800 viviendas protegidas, 200 de ellas para alquiler,
constituir un derecho de superficie para otras aproximadamente 140, e
impulsar los proyectos de intervención global en las zonas preferentes
del PEPRI del casco antiguo de Pamplona (Navarrerí­a-Redí­n,
Mayor-Jarauta-Eslava y Descalzos-Jarauta).

Según el texto del convenio además de impulsar el desarrollo de
estas tres zonas del casco viejo pamplonés, se enajenarán parcelas
antes del 30 de septiembre para construir 800 viviendas en Lezkairu,
Arrosadí­a y Ripagaina y se constituirá un derecho de superficie a favor
del Gobierno sobre otras tres parcelas de Lezkairu y Arrosadí­a para 140
viviendas más.

En la misma sesión el Ejecutivo ha aprobado el expediente de
modificación del PSIS de Ripagaina, promovido por el Ayuntamiento de
Burlada.

Con una de las modificaciones planteadas el consistorio quiere
cambiar de uso determinadas parcelas municipales, aunque mantiene las
superficies construidas y el aprovechamiento tanto para viviendas
protegidas como de precio tasado; mientras que con una segunda
modificación busca incrementar el número de viviendas protegidas en
detrimento de las libres.

En relación con la ecociudad proyectada en Tudela, con campo de
golf, y que el departamento de Ordenación del Territorio del Gobierno
ha informado desfavorablemente, Miguel Sanz ha señalado que, al margen
de criterios técnicos, como su lejaní­a con respecto a la capital
ribera, la actual coyuntura hace que "una urbanización escasamente
protegida" no sea "de mucho interés" y de hecho ha apuntado que es un
proyecto que puede estar abocado al fracaso precisamente a causa de la
crisis.

Fecha Noticia: 
15/07/2008