Nasuvinsa reclama 1,5 millones por la construcción "defectuosa" de 73 viviendas en Sarriguren

La comunidad de propietarios demandó en 2012 a la promotora pública por "numerosas deficiencias" en las viviendas - Nasuvinsa exige el dinero a la constructora Dragados y y al equipo de arquitectos

D.N. - Martes, 22 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 12:56h

PAMPLONA. La empresa pública Nasuvinsa ha enviado este martes sendas cartas de requerimiento a la constructora Dragados y al equipo de arquitectos de una promoción pública de 73 viviendas en Sarriguren (Valle de Egüés) en las que les reclama un total de 1.523.670 euros por "deficiencias constructivas e indemnizaciones" derivadas de dos sentencias judiciales que reconocen una "defectuosa ejecución de la obra".

Así, la cantidad reclamada por Nasuvinsa corresponde "a la suma de la subsanación de numerosas deficiencias constructivas, cuyo coste ha sido asumido por esta empresa pública desde el año 2012 ante la indiferencia de la constructora zaragozana y del equipo de arquitectos; a las indemnizaciones fijadas por sendas resoluciones judiciales del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Pamplona y de la Audiencia Provincial de Navarra, que fallaron a favor de la demanda interpuesta en su día por la comunidad de vecinos; y a la valoración de la previsible ejecución de sentencia que los propietarios de las viviendas han anunciado que solicitarán para acometer nuevas obras de reparación".

Según ha informado el Ejecutivo foral, la comunidad de propietarios de estas 73 viviendas de precio tasado (VPT), ubicadas entre la plaza Lago y la calle Garajonai de Sarriguren, demandó en 2012 a la promotora pública del Gobierno de Navarra por "numerosas deficiencias de orden constructivo y arquitectónico como malos aislamientos térmicos y acústicos, filtraciones y humedades en las estructuras, defectos en el revestimiento exterior, sumideros, garaje, ascensores, diseño y acabado, o inexistencia de elementos de seguridad, entre otras numerosas reclamaciones de reparación".

El Gobierno navarro ha asegurado que Nasuvinsa "se dirigió en reiteradas ocasiones a la empresa constructora Dragados y a los arquitectos del proyecto como adjudicatarios de la ejecución de las obras, aunque estos declinaron cualquier responsabilidad por las cantidades que había tenido que abonar esta empresa pública para reparar dichas deficiencias y las consiguientes indemnizaciones, así como también eludieron en todo momento personarse en el procedimiento judicial abierto por la demanda interpuesta por los vecinos".

Sin embargo, ha expuesto el Ejecutivo en un comunicado, "de las sentencias del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Pamplona y, en apelación, de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, en sendos fallos de marzo de 2013 y noviembre de 2014, respectivamente, se deriva la responsabilidad de la constructora en cuanto que los tribunales reconocieron literalmente que existen vicios de construcción de carácter ruinógeno debidos a la defectuosa ejecución de la obra y exigieron acometer todas las reparaciones necesarias". No obstante, "todos los requerimientos realizados hasta ahora por Nasuvinsa han sido desoídos".

Por todo esto, la empresa pública ha remitido este martes otro escrito, dirigido tanto a Dragados como al equipo de arquitectos, por el que les requiere, ante su "evidente responsabilidad en las deficiencias e indemnizaciones, que procedan a la ejecución de las obras de reparación y al pago de las indemnizaciones derivadas o, en su defecto, a abonar a Nasuvinsa las cantidades que se valoren en una próxima ejecución de sentencia".

"UN REGALO ENVENENADO" "Esto ha sido un enorme engaño. Aquí te venden que tiene que cumplir una serie de mínimos y ves que las cosas no están como tienen que estar. Sentimos impotencia por el engaño y el abuso; esto ha sido algo abusivo. Un regalo envenenado que nos han vendido, pero terrible". Así se manifestaba en 2009 uno de los propietarios de las 73 VPT de Sarriguren. Un discurso que comparten sus vecinos: "Me genera mucha frustración. Es la ilusión de tu vida y llegas aquí y te pones a luchar contra una roca", sostuvo uno de ellos. Fugas de agua caliente, problemas en la instalación de la calefacción, mal aislamiento tanto del ruido como térmico, no funciona el alumbrado de los porches, humedades, baldosas sueltas, cortes de luz, los sumideros no tragan, deficiencia en el sellado de la carpintería exterior, el forjado de la estructura está oxidado en un registro de telecomunicaciones de un garaje, donde entra el agua... Éstos son algunos de los problemas que sufrieron los vecinos de esta comunidad, quienes hartos de esta situación presentaron una demanda judicial contra la promotora de las viviendas. "Vivimos una psicosis que te da miedo abandonar tu casa. Si desapareces una semana, porque debes hacer cualquier cosa, tienes que andar dejando una llave y el vecino tiene que ir todos los días a comprobar si se te han saltado los diferenciales. Al final te da miedo ir a trabajar y que te llamen porque está cayendo agua por las escaleras. Y no es sólo el agua, es el parqué, el tiempo que hay que dejar para que se seque, los muebles... y todo a costa nuestra".

Fecha Noticia: 
22/11/2016